• Mundovolver

    Viernes, 31 de agosto de 2012

    Tras el terremoto de 7.9 en Filipinas fue cancelada la alerta de tsunami

    Luego del fuerte sismo, el centro de monitoreo de EE.UU. suspendió el alerta de tsunami para Indonesia, Filipinas, Belau y todas las áreas comprometidas.

    Un terremoto de magnitud 7,6 en la escala de Richter frente a la costa este de Filipinas dejó al menos un muerto y desató una alerta de tsunami en países como Filipinas, Indonesia, Papua Nueva Guinea y otros Estados insulares del Pacífico.

    Miles de personas huyeron de sus hogares tras la alarma de tsunami emitida por el centro de alertas del Pacífico, que en un principio se extendió también a Japón y Taiwan, pero fue rápidamente levantada en esos países.

    El sismo ocurrió a las 12:47 GMT a unos 160 kilómetros al sureste de la costa norte de Borongan. "Terremotos de esta magnitud tienen el potencial de desatar un destructivo tsunami", informó el centro de alertas de tsunami de Hawaii.

    La agencia geológica estadounidense redujo la magnitud del sismo de un 7,9 inicial a un 7,6 y señaló que el epicentro se localizó a 33 kilómetros de profundidad por debajo del suelo marino y a 109 kilómetros al sureste de Guiuan, a unos 600 kilómetros al suroeste de Manila.

    El instituto filipino de Vulcanología y Sismología cifró la magnitud en 7,7 y la profundidad del epicentro en 10 kilómetros y dijo que se esperan fuerte olas de hasta dos metros. "Todo el mundo debe moverse, rápido pero sin pánico", dijo Jane Punongbayan, un
    científico del instituto. "Tienen que acudir a lugares más altos, de 10 metros o más".

    El sismo provocó daños en carreteras y edificios y cortes en las líneas eléctricas en decenas de ciudades en el este y sur de Filipinas, donde se sintió el terremoto.

    En Cagayan de Oro, donde se sintió con una magnitud 4, una persona murió y otra resultó herida en una inundación desatada por el sismo, informó el alcalde Vicente Emano. "Siete viviendas fueron arrastradas por el agua y una enterrada en un desprendimiento de tierras".

    Las autoridades locales en seis provincias en la costa este enviaron equipos de rescate para evacuar a los residentes que vivían
    cerca de la orilla. "Ordenaremos que permanezcan en centros de evacuación esta noche para garantizar su seguridad", dijo el
    gobernador Carlos Jericho Petilla de la provincia de Leyte.

    Integrada por más de 7.000 islas, Filipinas está situada en el llamado "anillo de fuego" del pacífico, donde confluyen varias placas
    tectónicas.

    La costa occidental de Sumatra se vio sacudida en abril por dos sismos de magnitud 8,6 y 8,2, pero apenas hubo daños. El suceso más devastador de la historia moderna fue el tsunami de 2004, cuando murierion más de 230.000 personas.